Entrevista a Julio Corcuera, responsable de la  Iniciativa Educación para la Justicia en la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC):

En el contexto actual, donde la pandemia demanda del Estado una atención especial y donde muchos de los servicios que este brinda se encuentran restringidos, ¿qué tanto puede verse afectada la lucha contra la trata de personas y la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes?

Desde hace varios años, sin que el gran público lo advierta, el internet se ha vuelto un espacio virtual de riesgo y exposición para muchos niños y jóvenes. Adultos que se hacen pasar por menores de edad para acosar a niños y niñas (grooming) se ha presentado de modo más recurrente de lo que pensamos. Falsas propuestas de trabajo, vía Facebook, por ejemplo, son otra modalidad recurrente. Ante la necesidad de tener trabajo y tener ingresos, algunas personas, son víctimas de delincuentes que se valen del internet para captar a sus víctimas. Desde la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito promovemos la iniciativa Educación por la Justicia y junto a Barrio Seguro venimos promoviendo la prevención de los ciberdelitos.

En el contexto del ciberdelitos, los niños y adolescentes son potencialmente más vulnerables. Algunos menores hacen amigos y encuentran pareja en internet. Ellos asumen que hablan con otro niño, pero en realidad han contactado a un lobo con una piel de cordero virtual. En ese contexto, la comunidad LGBTI tiene mayores riesgos. Es importante enseñarles a niños, niñas y adolescentes un buen uso del internet y enseñarles a prevenir el ciberdelito.

Lee más aquí.